Consejos para cuidar la piel en invierno con productos ecológicos

Sequedad, tirantez, grietas o rojeces son algunas de las consecuencias para nuestra piel cuando el invierno se pone serio. Y es que es durante esta estación del año cuando deberíamos cuidarla más que nunca. ¿Por qué?

La epidermis entra en un círculo vicioso ya que nuestro cuerpo, ante las bajas temperaturas, reacciona con un bloqueo de las venas que se encargan de llevar la sangre a las capas más superficiales de la piel evitando una pérdida de temperatura que pudiera afectar a todo el organismo. Por lo tanto, llega menos sangre y la piel se vuelve más frágil, de manera que, cualquier roce o mínima agresión externa, se traduce en pequeñas erosiones y mayor sequedad.

Una forma para proteger la piel del frío es usando productos que sean muy hidratantes y con propiedades regeneradoras. Y, por supuesto, si son productos naturales de cosmética ecológica, sin tóxicos ni derivados del petróleo, resultará mucho más saludable para tu piel. 

Para lograr mejores resultados se recomienda calentar el producto previamente con las manos para facilitar su absorción y, por supuesto, exfoliar mínimo una vez a la semana nuestro cuerpo para eliminar células muertas y mejorar así la penetración del producto.

Estos son algunos de los productos más indicados para cuidar cuerpo, rostro y labios de las bajas temperaturas

Productos hidratantes de cosmética ecológica para toda la familia

Nuestros geles y cremas hidratantes son ideales para toda la familia. Se componen de ingredientes naturales y procedentes de la agricultura ecológica: de esta manera cuidan de ti y de los tuyos de manera segura y natural, a la vez que respetan el medioambiente.

familia en el campo

 

Hidratante corporal mujer, hombre y niños

Para conseguir una piel más elástica, esta crema hidratante corporal de textura suave y sedosa es ideal para aplicar después de la ducha con la piel limpia y seca. Está formulada con ingredientes naturales de origen ecológico y altamente nutritivos como el extracto de granada, un potente aliado para combatir la sequedad de la piel. Esta crema corporal hidratante también contiene los beneficios del aloe vera, la manteca de karité o el aceite de almendras dulces.

Crema ecológica hidratante específica para bebés

Calma, hidrata y repara la piel de los que más quieres con esta crema hidratante ecológica recomendada para bebés y pieles con tendencia atópica. El aloe vera y los extractos de algas marinas proporcionan alivio inmediato, reduciendo picores y calmando las irritaciones de las pieles más sensibles.

 

bebé estirado con ojos azules

Gel de ducha hidratante para adultos y niños

Ante el frío, es muy importante utilizar un gel de ducha que no reseque la piel, sino que la limpie a la vez que la hidrate. Este producto de origen ecológico, gracias al aloe vera, el pantenol y el aceite de oliva ecológico deja una sensación muy agradable de hidratación y suavidad después de la ducha. 

Baby bath natural y ecológico

Para el baño de los más peques de la casa hemos creado este gel corporal y capilar, elaborado con ingredientes de origen ecológico, entre ellos, el extracto de avena sativa: sus propiedades suavizantes y calmantes hacen que sea perfecto para las pieles más sensibles que sufren más irritaciones y sequedad ante el frío del invierno. 

Bálsamo labial

Los labios son, sin duda, uno de los grandes damnificados ante los grises y fríos días de invierno. Por eso, una hidratación diaria con un buen bálsamo es necesaria para evitar sequedad, grietas y otras heridas. Este bálsamo labial ecológico contiene manteca de karité, aceite de semilla de jojoba y aceite de espino amarillo que reparan y protegen los labios de forma natural.

 

Cosmética facial ecológica

Nuestros productos para el rostro están elaborados con ingredientes naturales de origen ecológico de alta calidad: así obtenemos el mejor tratamiento diario para la piel de la cara de forma natural, sin ingredientes potencialmente peligrosos para la salud o el medioambiente.

Crema facial ecológica e hidratante

La cara, siempre expuesta al frío, es probablemente, junto a las manos, una de las zonas más castigadas por el invierno. Por ello, es básico extremar la hidratación y mantenerse firmes con una rutina diaria que incluya, por ejemplo, la aplicación cada mañana de esta crema a base de ácido hialurónico, aloe vera, aceite de almendras dulces, aceite de jojoba y extracto de ginseng.

Crema antiedad ecológica con ácido hialurónico

No dejes que el invierno deje huella en tu rostro y utiliza una buena crema hidratante que, además, te ayude a combatir las primeras arrugas. Esta crema antiedad ecológica combina lo mejor del aloe vera, el aceite de oliva, la manteca de karité, el aceite de aguacate y de germen de trigo. 

Leche limpiadora facial ecológica

Una buena exfoliación para que penetren mejor los productos hidratantes es necesaria en invierno. Por eso, esta leche limpiadora formulada a partir de exfoliantes naturales te ayudará a eliminar las impurezas de la piel y a multiplicar los efectos hidratantes de los productos que te apliques posteriormente.

Serum facial ecológico

Una hidratación intensa debe ir acompañada de un buen sérum que potenciará los efectos de las cremas hidratantes. Este sérum facial ecológico con aceite de granada y caléndula mejora la textura de la piel aportando hidratación y una elasticidad extra.

 

El cuidado de las manos en invierno

Otra de las partes de nuestro cuerpo que se ven más afectadas por las bajas temperaturas son las manos, que requieren un cuidado extra. Si te ha sobrado after sun ecológico te recomendamos que lo aproveches para el cuidado de tus manos, ya que resulta muy reparador e hidratante para la piel. 

Dos manos poniéndose crema en invierno

Mientras lo apliques, presta especial atención a los huecos entre los dedos que es la parte que suele resecarse más con el frío. El aftersun ecológico de GU es rico en aceites de origen ecológico, hidrata profundamente y se absorbe rápidamente proporcionando suavidad y un intenso efecto reparador.

 

Ingredientes naturales y ecológicos: lo mejor para hidratar y reparar la piel

Todos nuestros productos están elaborados solo con ingredientes naturales y procedentes de la agricultura ecológica, están testados dermatológicamente en pieles sensibles (no se experimenta con animales) y no contienen parabenes, fenoxyethanol, jabones alcalinos, alcohol, colorantes, SLES ni PEG. 

Además, para que tu principal barrera de defensa contra la intemperie esté siempre al 100%, hemos seleccionado cuidadosamente estos ingredientes, por sus propiedades específicas: 

Estos productos ecológicos de cosmética natural te ayudarán a mantener la piel hidratada y protegida frente a las inclemencias del tiempo en invierno. ¡Que el frío no nos detenga!

 

  • Aloe vera: regenera, tonifica e hidrata en profundidad la piel. Esta planta con grandes propiedades curativas, calma y repara las irritaciones de la piel de forma natural. 
  • Extracto de granada: los efectos antioxidantes se multiplican por dos gracias a la presencia de la punicalagina (piel de la granada) y del Omega 5 (semilla interior del fruto). Potencia la elasticidad y la hidratación combatiendo pieles secas y arrugas.
  • Manteca de karité: rica en ácidos grasos insaturados, potencia la regeneración celular aportando firmeza y suavidad a la piel.
  • Aceite de almendras dulces: Excelentes propiedades emolientes, suavizantes e hidratantes favoreciendo la elasticidad e hidratación de la piel. Por eso, es uno de los mejores aliados también durante el embarazo, ya que ayuda a evitar futuras estrías.
  • Aceite de jojoba: en este ingrediente se concentran altas cantidades de ceramidas, sustancias oleosas que promueven la hidratación profunda de la piel. Previene arrugas, acné y es un excelente aliado para combatir la pérdida del cabello.
  • Aceite de oliva: uno de los ingredientes naturales con mayores propiedades hidratantes. Su aporte de vitaminas E y K lo convierte en un excelente aliado contra el envejecimiento.
  • Aceite de argán: Hidrata, nutre y regenera la piel. Contiene vitamina E y ácidos grasos insaturados que ayudan a retener el agua en nuestra piel favoreciendo una hidratación extra.
  • Caléndula: especialmente indicada para pieles sensibles por sus propiedades calmantes y suavizantes.
  • Avena sativa: un ingrediente especialmente indicado en productos para bebés o niños, ya que proporciona alivio de manera natural en pieles irritadas o con eccemas.
  • Algas marinas: calman e hidratan las pieles más sensibles, reduciendo los picores. Además, estimulan la circulación, a la vez que hidratan y aumentan la elasticidad de la piel.
Aún está sin comentarios. Comente ahora esta noticia..

Añadir nuevo comentario