Cremas faciales con ácido hialurónico: rejuvenece e hidrata tu piel

Algunos geles y cremas de cosmética facial, natural y ecológica GU tienen un ingrediente común: el ácido hialurónico (Sodium Hyaluronate). Se trata de una de los activos más potentes para hidratar y regenerar la piel del rostro, consiguiendo un aspecto más terso y luminoso. Resulta un gran aliado en la lucha contra la pérdida de volumen, la flaccidez de la piel y las arrugas. El ácido hialurónico natural es más duradero que el colágeno, más eficaz y provoca menos reacciones alérgicas. ¡Descubre todas sus propiedades y beneficios!

 

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico (HA) fue descubierto el año 1934, aunque su aplicación en la cosmética y la estética comenzó a mediados de los 90. Es una molécula perteneciente a la familia de los glicosaminoglicanos (GAG) y está presente en tejidos, fluidos biológicos y órganos de nuestro cuerpo, especialmente en las articulaciones y la epidermis. Es una sustancia gelatinosa que se produce naturalmente en el cuerpo y es un componente clave en todos los tejidos conectivos, incluyendo el colágeno y el cartílago.

    Con el avance de la edad y el paso del tiempo, la presencia de esta sustancia va disminuyendo progresivamente, ocasionando problemas de salud como la artrosis o la pérdida de volumen y de firmeza en la epidermis, es decir, produciendo la aparición de arrugas y el envejecimiento de la piel.

 

ácido hialurónico

 

Propiedades del ácido hialurónico.

Las moléculas de AH son de las más hidrófilas de la naturaleza, es un poderoso producto hidratante natural, y esto le otorga múltiples beneficios. Está involucrado en numerosos procesos en nuestro organismo, como la regeneración celular, la cicatrización de heridas o la lubricación de las articulaciones. Su consistencia y viscosidad lo convierten en un producto con propiedades especiales para la piel y facilita el movimiento de las partes no rígidas del cuerpo, músculos y articulaciones.

 

  • Hidratación. Una de sus principales propiedades es su capacidad de hidratar, ya que sus moléculas son hidrófilas (amantes del agua). Pueden absorber hasta 1000 veces su propio peso en agua. Su capacidad de retener e inmovilizar el agua permite que las células mantengan su turgencia y elasticidad. Las cremas que lo incluyen poseen un enorme poder de hidratación y muchas se combinan con aceite de argán para potenciarlo aún más.

  • Antiedad/Antienvejecimiento/Antioxidante. El ácido hialurónico participa activamente en dos procesos vitales de una célula: la división y la proliferación. El sodium hyaluronate tiene capacidad para promover la renovación celular y desempeña un papel importante en los cosméticos que integran este principio activo.

  • Regenerador y reparador de tejidos. Dicha proliferación celular participa también la regeneración de la epidermis, facilitando por ejemplo la cicatrización de heridas o la reducción del tamaño de las estrías.

  • Protector solar. El AH contribuye a la eliminación de radicales libres, lo que permite mantener la piel sana y protegerla de los rayos ultravioleta, evitando posibles mutaciones genéticas derivadas de la exposición al sol.

  • Lubricación del sistema articular y conectivo. Facilita la movilidad y la amortiguación de golpes. Está presente en el fluido sinovial y es el encargado de reducir las fricciones entre los huesos, mejorando considerablemente los problemas de movilidad. De ahí que se encuentre presente también en las articulaciones.

 

Beneficios del ácido hialurónico en la cosmética facial

El 50% del ácido hialurónico se encuentra en la piel y tiene un papel muy importante: es capaz de atraer y retener el agua y, por lo tanto, de cambiar su volumen dérmico. Gracias a la investigación, se ha conseguido formular esta sustancia de manera que también puede ser absorbida por la piel mediante cremas, sérums, geles, mascarillas o comprimidos.

   Utilizado en cremas y productos cosméticos tópicos, el ácido hialurónico sirve para mejorar el estado general de la piel. Es un poderoso hidratante que ayuda a la regeneración celular. Aporta grandes dosis de hidratación a la piel, manteniendo los niveles de agua necesarios para obtener su turgencia y elasticidad, más aún que el colágeno.

   Usados diariamente, estas cremas y geles ayudan a aumentar el volumen en los pliegues, surcos y depresiones cutáneas, a disminuir las arrugas y las líneas de expresión, y a regenerar el colágeno propio para obtener un mayor aspecto terso y rejuvenecedor.

    El ácido hialurónico también puede usarse con fines estéticos mediante el uso local inyectado en la dermis con un resultado de relleno inmediato. Las zonas más comunes en las que se aplica son:

 

  • Contorno y comisura de los labios.

  • Volumen labial y facial (pómulos).

  • Arrugas labiales o peribucales (alrededor de la boca).

  • Surcos nasogenianos (líneas de expresión a ambos lados de la nariz y la boca).

  • Patas de gallo.

 

Pero cuando se usa el tratamiento cosmético, aunque resulta más lento para rellenar las arrugas, a la vez resulta nada agresivo y muy seguro. Al ser una sustancia inocua, que no agrede a la piel, se puede utilizar a partir de los 25 años en todas las pieles.

Cremas faciales GU con ácido hialurónico biológico.

Como siempre, en GU usamos ingredientes de origen ecológico de alta calidad. Aunque la principal fuente de ácido hialurónico es de origen animal, hoy en día existen laboratorios de células madre que sintetizan cualquier tipo de principio activo como este. También se extrae de fibras vegetales, sobretodo de las derivadas de la celulosa del pino (a estos componentes se les denomina “NASHA”: Non-Animal Stabilized Hyaluronic Acid).

    Los geles y cremas GU con ácido hialurónico resultan ideales para la hidratación, nutrición, anti envejecimiento y regeneración de la piel. Permiten aumentar el grosor y volumen de la epidermis para suavizar las arrugas y los surcos. Además ayudan a recuperar su elasticidad, tersura y luminosidad de forma natural.

Os aconsejamos dos cremas para el tratamiento diario del rostro, apto para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles:

 

 

Crema hidratante facial ecológica con ácido hialurónico

Contiene un concentrado natural a base de ácido hialurónico biológico, aloe vera, aceite de almendras dulces, aceite de jojoba y extracto ginseng. De textura ligera y no grasa, proporciona una hidratación intensa e inmediata a la vez que actúa como antioxidante natural.

Más información aquí.

 

 

 

 

Crema antiedad ecológica con ácido hialurónico  

Combina un elevado aporte de ácido hialurónico biológico con un concentrado natural a base de aloe vera, aceite de oliva, manteca de karité, aceite de argán, aceite de aguacate y aceite de germen de trigo. Combate los signos prematuros del envejecimiento y ayuda a difuminar las líneas de expresión.

Más información aquí.

Aún está sin comentarios. Comente ahora esta noticia..

Añadir nuevo comentario